VIH/SIDA

Sida en veinticinco preguntas:

El Día Mundial de la Lucha contra el Sida se celebra el 1° de diciembre.

Si le resulta difícil lidiar con el tema, infórmese. Aquí tiene 25 respuestas que le ayudarán a enfrentarlo. _Raúl Chacón Soto

1 ¿Qué es el VIH? Es el virus de inmunodeficiencia humano, causante del sida. Cuando el virus entra al organismo ataca lenta, pero progresivamente, al sistema inmunológico (especialmente a las células CD4 y a las conocidas como macrófagos) hasta que éste pierde sus habilidades de defensa contra enfermedades causadas por bacterias, virus y otros microorganismos. Cuando el nivel de las células CD4 declina sustancialmente, el cuerpo también es vulnerable a cierto tipo de cánceres.

2 ¿Existen varios tipos de VIH? Sí. Son dos: VIH-1 y VIH 2. El que predomina en el mundo es el primero. También existen muchos subtipos.

3 ¿Qué es el sida? El sida es el síndrome de inmunodeficiencia adquirida, y corresponde a la etapa avanzada de la infección por VIH, justamente cuando empiezan a aparecer los síntomas del deterioro inmunológico. Es el momento cuando la persona sufre lo que se llaman enfermedades oportunistas: neumonía, candidiasis, sarcoma de Kaposi, toxoplasmosis... ellas pueden venir juntas o separadas.

4 ¿Cuál es la diferencia entre VIH y sida? Una persona puede vivir muchos años con el VIH presente en su organismo sin que aparezcan los síntomas de la debacle de su sistema inmunológico. Sólo se habla de la etapa sida de la infección cuando aparecen las enfermedades oportunistas que aprovechan la debilidad de las defensas para hacer de las suyas o cuando el nivel de células CD4 presente en la sangre ha descendido a menos de 200 por mm (en una persona sana la cifra ronda las 1.000)

5 ¿Cuánto tiempo transcurre después de la infección para que empiece a enfermarme? Generalmente entre 8 y 10 años. El virus es lento, afortunadamente, aunque hay factores que aceleran el desgaste. Una vez que se inicia la etapa de sida, si no se toman medicamentos, en menos de tres años sobreviene la muerte.

6 ¿Cómo se contagia el VIH? El VIH no se contagia; es decir, no se "pega" como la gripe. Se transmite por contacto directo con los fluidos de una persona infectada siempre que haya una puerta de entrada que le dé la bienvenida al indeseado huésped.

7 ¿Cuáles son esos fluidos y cuáles las puertas de entrada? El VIH se ha encontrado en sangre, saliva, lágrimas, tejido del sistema nervioso, semen, líquido pre-eyaculatorio, fluidos vaginales y leche materna. Sin embargo, sólo se ha comprobado la transmisión a través de sangre, semen, líquido pre-eyaculatorio, secreciones vaginales y leche materna. Las puertas de entrada son todas las heridas o fisuras (por minúsculas que sean) que estén expuestas a esos fluidos y que permitan su paso al torrente sanguíneo. La transmisión ocurre, usualmente, en alguno de estos tres casos:
l Cuando se practica sexo sin protección (oral, vaginal, anal)
l Cuando se comparten jeringas (como lo hacen drogadictos o los jóvenes en los gimnasios que utilizan esteroides) o se recibe una transfusión de sangre de alguien con VIH
l Cuando una madre infectada espera un hijo o da de amamantar.

8 ¿Cómo no se transmite? Con el contacto cotidiano, casual. Una persona puede convivir tranquilamente con alguien infectado, pues la enfermedad no se transmite fácilmente. No hay riesgo al compartir el baño, ni al utilizar los mismos utensilios, ni al abrazarse, o tener contacto físico (por supuesto no se deben prestar ni el cepillo de dientes ni la afeitadora) Tampoco hay problemas con compañeros de deporte, en la piscina o con las picaduras de mosquitos o la mordida de un perro. Sólo hay que cuidarse cuando se tiene sexo o cuando haya un accidente. De lo que se trata es de no entrar en contacto directo con la sangre (u otro fluido) del afectado. Por cierto, la única manera 100% segura de no infectarse es con la abstención...

9 ¿Cómo puedo saber si una persona está infectada con el virus? A simple vista no hay manera de saberlo si esa persona todavía no presenta síntomas; es decir, no está en la etapa del sida propiamente dicha. El único modo es con una prueba de laboratorio conocida como Elisa que confirma la presencia de anticuerpos contra la enfermedad en la sangre. Claro, siempre está la opción de preguntárselo directamente.

10 ¿Cómo puedo saber si yo estoy infectado? Haciéndote la prueba Elisa después de haber pasado por una situación de riesgo. Lo que recomiendan los expertos es que te la hagas luego de tres meses del incidente, superado lo que se conoce como el "período de ventana".

11 ¿Qué es el período de ventana? Es el lapso durante el cual el examen podría resultar negativo aunque ya el virus estuviese corriendo en tu sangre. Ello ocurre porque lo que detecta el Elisa es la presencia de anticuerpos contra el virus (y no el virus propiamente dicho), y éstos sólo aparecen como a los tres meses de la infección. Si el resultado de la prueba es negativo, te recomiendan hacerte una segunda prueba en otros tres meses para que estés completamente seguro.

12 Si sé que hay muchas posibilidades de haberme infectado (aunque todavía no lo pueda detectar el Elisa), ¿hay manera de evitar la enfermedad? Sí. Siempre y cuando empieces la terapia (el cóctel de tres medicamentos) dentro de las seis horas siguientes al momento del contacto y por un período de un mes. Esto es difícil de lograr porque la terapia es costosa y el incidente puede ocurrir en un fin de semana, cuando la única alternativa es acudir a una clínica u hospital para pedir lo que se llama un kit de emergencia.

13 ¿Cómo puedo protegerme de la infección por el VIH? La manera más frecuente de transmisión es la relación sexual. Por ello, los expertos aseguran que si no has iniciado la vida sexual, vale la pena esperar el momento adecuado para hacerlo. Toma el tiempo que sea necesario y no cedas a las presiones del grupo. Haz todo por informarte. Recuerda que la mayoría de quienes se infectan por estos días son jóvenes y adolescentes. Si por el contrario, ya tienes experiencia, no olvides practicar el "sexo seguro". Por supuesto, no compartas jeringas, ni afeitadoras, ni cepillos de dientes...

14 ¿De qué se habla exactamente cuando se habla de "sexo seguro"? De juegos de estimulación sexual sin penetración como caricias, masturbación mutua y el frote de los cuerpos. Si ocurre la penetración necesariamente debes protegerte con un condón.

15 ¿Es el condón seguro? Si lo usas sí... y si lo usas bien. Siempre hay una rata de falla. Los fanáticos de los números dicen que hay entre 95 y 98% de efectividad. Se sabe de muchas parejas donde uno solo tiene el VIH, y después de años de mantener relaciones, el otro sigue negativo.

16 ¿Se debe usar doble condón? No, nunca. El roce los llega a romper o a calentarse, se abren los poros y ello permite el paso del VIH.

17 ¿Siempre debo usarlo, incluso con mi pareja estable? Sí. La carne es débil. Tal vez tú seas muy fiel (o haces el esfuerzo), pero uno nunca sabe cuando el otro echa una canita al aire. A muchas personas las infectan sus propias parejas. Si consideras que tu caso es excepcional, pues entonces debe ser un asunto asumido con responsabilidad por ambas partes. Hay que negociar, conversar sobre el tema (para eso son pareja). Eso sí, si va a ocurrir acción fuera de la casa, trata de que nunca sea sin preservativos. En los últimos años ha aumentado el número de amas de casa infectadas por sus maridos.

18¿Y si la otra persona no quiere utilizarlo? Hay muchos hombres que no usan el preservativo. Dicen que no se disfruta igual cuando lo llevan encima. El asunto es que ser seropositivo conlleva tantos cambios en tu vida que no hay razones que justifiquen no usarlo. El condón protege a los dos miembros de la pareja.

19 ¿Hay riesgo al practicar sexo oral? Teóricamente sí hay posibilidades de infección: hay fluido y hay una puerta de entrada... pero no se ha registrado un caso de infección por esta práctica sexual.

20¿Debería hacerme el examen aunque esté casi seguro de que no tengo nada? Sí. Utilizaste la palabra casi y lo mejor es estarlo completamente. Una razón de peso es que mientras antes lo sepas son mayores las posibilidades de desarrollar una estrategia para combatir la enfermedad. Un diagnóstico temprano permite empezar los controles médicos a tiempo. Puedes comenzar a recibir, si hacen falta, los tratamientos, antes de que el sistema inmunológico se haya deteriorado a extremos donde el médico tenga que controlar, por un lado, el VIH y, por el otro, cualquier otra enfermedad o enfermedades.

21 Quiero hacerlo, pero me da mucho miedo... sobre todo el momento de buscar los resultados... Si tienes temor lo mejor es que acudas a un especialista que te asesore para manejar la situación. Debes estar informarse al respecto para que estés más preparado y sepas exactamente qué significa convivir con el VIH.

22 Si salgo positivo me muero... Si el resultado sale positivo es inevitable que sientas confusión e, incluso, pánico. No es fácil asumir que se tiene un virus que está asociado a enfermedades y muerte. Debes buscar una estrategia que te permita enfrentar la noticia. Por ello es tan importante mantenerse informado.

23 ¿Me queda poco tiempo de vida? Si el resultado es positivo lo primero que debes recordar es que no necesariamente tienes sida. La enfermedad aparece tardíamente y, si tomas los medicamentos antirretrovirales que existen para impedir su aparición, puedes vivir muchísimos años sin rastro de ella. Los especialistas hablan de hasta 30 ó 35 años, aunque, claro, todavía este dato no se ha podido demostrar en la práctica, pues se lleva relativamente poco tiempo con la prescripción de la terapia triple. Incluso hay personas que han empezado el tratamiento ya con el sida declarado, y se han recuperado "milagrosamente". Tampoco olvides que el hecho de que el resultado haya salido positivo no significa que debes empezar el tratamiento inmediatamente.

24 ¿A quién se lo digo? No debes sentirte en la obligación de decírselo a nadie. Los especialistas dicen que lo ideal es hablarlo con tu pareja sexual, tu médico y con aquellas personas en quienes realmente confíes.

25 ¿Qué debo hacer? Lo primero es acudir al médico para saber cómo está tu sistema inmunológico. Con seguridad, el profesional, luego de confirmar la presencia del VIH, te mandará a hacer, entre varios exámenes, dos de suma importancia: Carga Viral y Recuento Linfocitario. El primero mide la cantidad de virus que corre por tu sangre, y el segundo refleja qué tanto ha golpeado el VIH tu sistema de defensa al revelar la cantidad de células CD4 presentes en cada mm. De los resultados de esas dos pruebas dependerá la acción a seguir.

En la Ciudad de Nueva York, tanto la prueba del VIH como el tratamiento y varios otros servicios para las personas viviendo con VIH/SIDA son gratis.

En esta misma pagina podras encontrar lugares donde puedes obtener estos servicios. Llamales para hacer una cita.

 

 

 

Prueba del VIH

Ryan Center
Manhattan
Tel (212) 769-7245

Comisión Latina
Manhattan
Tel (212) 675-3288

Alianza Dominicana
Manhattan
Tel (212) 740-1960

ACQC
Queens
Tel (718) 896-2500

Foro Hispano
Bronx
Tel (718) 328-4188

Bronx AIDS Services
Bronx
Tel (718) 295-5690

Mixteca Organization
Brooklyn
Tel (718) 439-6669

Staten Island Heath Action
Staten Island
Tel (718) 981-3366

Project Hospitality
Staten Island
Tel (718) 448-1544

Hospitales

New York Presbyterian
Manhattan
Tel (212) 305-3174

Saint Vincent
Manhattan
Tel (212) 604-1702

Enfermedades Oportunistas

Son las que aprovechan la debilidad de las defensas para hacer de las suyas o cuando el nivel de células CD4 presente en la sangre ha descendido a menos de 200

Medicina Alternativa

Como por ejemplo: masajes, acupuntura, hirbas medicinales, entre muchas otras.

Mascotas y VIH/SIDA

Puede ser muy bueno tenerlas, sin embargo es importante saber como cuidarlas.

Relaciones personales y el VIH/SIDA

Las personas con VIH/sida pueden vivir durante mucho tiempo y hacer una vida completamente normal.

Servicios de Salud e indocumentados en Nueva York
Oprime en el enlace de arriba para ver una lista de servicios que los indocumentados pueden recibir y ademas, de una lista de hospitales publicos.